2 de septiembre de 2017

[Nada fue casualidad] Münik, todo esfuerzo tiene su recompensa


Lo reconozco. Soy fan de Münik desde que sonaron sus maquetas por Soundcloud y son de esos grupos que sabes que lo tienen. Está claro que hay grupos muy buenos que quizás no te peten un Palacio de los Deportes porque no es un perfil, pero Münik son de esos grupos que los ves en un estadio con todo el mundo de subidón, las manos en el aire y dándolo todo. Tras salir de una discográfica, autoeditarse con patrocinador su primer EP, ahora presentan su primer disco: Nada fue Casualidad (Sony Music, 2017).

Regresan de nuevo a una multi -esos lugares tan maravillosos u horribles dependiendo de la experiencia del grupo- y vamos a empezar a tirarles de las orejas... bueno, más que eso decir en que están pensando lanzar un disco y poner a la venta pocas copias en lugares céntricos como las tiendas de Callao en Madrid donde los propios empleados se sorprendieron de la escasez que habían recibido. Venga Sony, que no sois nuevos, ¿Eh?.

Tras este momento queja vamos a las diez canciones del disco. Nada fue Casualidad es un nombre perfecto para un disco que ha costado su esfuerzo, sudor y espero que no muchas lágrimas. Kim Fanlo se ha vuelto a poner a las manos de la producción y ha sabido coger cual es el punto del grupo formado por Mónica, Aleix y Jordi para llevarlo a su terreno, un lugar en el que se encuentran cómodos y que les calza cual zapato de cristal a La Cenicienta.



De estas 10 canciones tenemos a tres viejas conocidas. Arriesgado es no coger los singles más potentes de tu anterior EP, Otra Dimensión (2015), sino hacerlo con alguna de las canciones más intensas como son Para volver a ti, Diferente pero igual, y No me quiero ir de aquí.

Y vamos a por los siete temas nuevos que nos esperan en este disco cuyo artwork así como las fotos promocionales han sido creadas por Javier Biosca llenas de color entre el rojo y el azul y un CD con una galleta multicolor en un modo muy onírico todo... ¿Os imagináis que Münik acaban metidos en vuestros sueños?. El disco se abre con Disparar, que de primeras me ha venido a la mente el Disparé de Nena Daconte, sobre "Tanto decir "no voy a pensarte con todas mis fuerzas" cuando crees que has olvidado a alguien pero parece que no, y lo hacen a su estilo electropop. Puede Esperar fue el avance que llegó antes de las vacaciones de verano, acompañado por un videoclip que fue creado por ellos mismos y donde los 80 brillan por doquier llevando la canción por los derroteros lógicos (Momento en el que les entrevisté). Mientras que Museo Particular sigue siendo 80 y tiene un aire a alguno de los clásicos de Mecano, musicalmente a Aire, uno de esos temas melancólicos, "La nostalgia se aparece en tu habitación" canta Nika en uno de esos momentos y es que vivir en el pasado no ha sido nunca una buena idea.




Después de la nostalgia y dejarnos un poco tocados el corazoncito, Héroes sin inventar si que nos levanta el ánimo dándonos una mayor esperanza donde los sintes vuelven a darnos luz, luminosidad y disfrute. "Esta fiesta es para ti, brindaremos por lo que pueda pasar". Alberto Jiménez (Miss Caffeina) es el creador de la canción Esquimal en la que además también participa poniendo su voz, y sí, vemos a Alberto en esta canción pero se acopla al ritmo, música y letras de Münik. Esperemos verle en los directos aunque Alberto es un crack en esto de los feat. que igual canta con Zahara que con Lorena C. Otra Dimensión es nueva, porque aunque os suene como el nombre de su anterior EP no estaba incluida en él "Si suena tu canción no necesito a nadie, se apodera del tiempo y me lleva a otra dimensión", un baladón que funcionará muy bien en los directos como uno de los momentos más intimistas... y al que le veo potencial para un remix discoquetero. También. Y aunque el último tema del disco es No me quiero de ir de aquí, antes se encuentra Suerte que apunta a un segundo single de nuevo con una letra optimista "Conocimos la traición de la gente pero eso nos hizo fuertes", de nuevo hablar de las experiencias como algo positivo y enseñarnos lecciones de vida.

Así como sugerencia creo que el grupo Ayer sería una banda perfecta para acompañarles en sus futuros conciertos de presentación, dos grupos que podrían encajar muy bien en los escenarios ¡Ahí lo dejo caer! No digo na' y lo digo to'.



Nada fue Casualidad supone reafirmar cosas que ya sabíamos de Münik, que se lo han trabajado, que consiguen hacer melodías y letras directas y que tienen un público potencial muy amplio más teniendo ese corte que ha habido entre lo alternativo-mainstream desde hace unos años. Y es que nada es casualidad, ya lo dicen ellos.

2 comentarios:

  1. Muchas felicidades, me ha encantado leerlo!

    ResponderEliminar
  2. Desconocía el grupo y desde que los he escuchado no paro de hacerlo. Espero poder encontrar su disco en alguna tienda.

    ResponderEliminar

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...