1 de septiembre de 2015

Nos vemos en nuestras pesadillas, Wes Craven



Con lo que hasta ahora siempre he odiado que la gente se dedicará a poner en las redes sociales cada muerto que había como si fueran fan de absolutamente todos los artistas que la van palmando, y ahora me veo escribiendo este texto sobre el viaje que ha emprendido Wes Craven hacia el más allá Lo hizo el 30 de agosto a los 78 años de edad.

De pequeño recuerdo aquel ciclo de cine que había en TVE, Alucine, donde cada semana emitían una película de terror perfecto para que te creara toda la intranquilidad del mundo. Ese lugar fue la oportunidad de ver varias de las secuelas de Pesadilla en Elm Street (1984), cada uno de ellas provocaría en mí una extraña sensación de amor-odio que tengo hacia el género de terror. No sólo una entrega, dos, tres... hasta llegar a La Pesadilla Final en 3D, que yo nunca vi en las tres dimensiones y era bastante curioso observar algunos de sus pasajes en televisión que estaban realizados específicamente para verse con las gafas bicolor.


Para rizar el rizo decidieron hacer La Nueva Pesadilla de Wes Craven (1994), meta cine lo llaman. Aunque Wes, permitidme que le llame así como si fuera un amigo de toda la vida, había dirigido únicamente la primera entrega y esta última, aunque todas las historias y guiones del resto de películas corrieron de su cuenta. Una tercera película dirigida por él sobre las aventuras de Freddy Krüeguer nunca se llegaría a realizar.

Por si fuera poco tuvimos "la fortuna" de disfrutar de la serie basada en el personaje de Freddy, Las Pesadillas de Freddy una serie de historias que eran presentados por el hombre de la mano con cuchillas en un formato más parecido a otras series como The Twlight Zone, de la cual fue director de varios capítulos en su etapa de los ochenta.


Cuando el cine de terror parecía que estaba en un momento que ni tanto ni tan poco, Wes Craven regresó a lo grande con Scream (1996) reviviendo el género del slasher que fue iniciado con el Halloween de Carpenter. Toda una generación disfrutamos a la grande con esa mezcla de búsqueda del asesino y ese humor que se entremezclaban mientras tratábamos de descubrir quien se escondía detrás de la máscara. Ya hablé de esta saga hace, casualmente, pocos días en la entrada Lo que le debemos a Kevin Williamson.

Gracias a Wes Craven muchos hemos pasado taquicardias, ansiedad y malos ratos en los Pasajes del Terror cuando Freddy aparecía de la nada en algunos de sus pasillos amenazando con sus cuchillos, o cuando pasábamos por una habitación llena de trajes de Ghostface.

Se va uno de los genios del género del terror que nos ha atemorizado a muchos desde que éramos pequeño, hemos disfrutado con sus películas y pasado malos ratos. Seguro que Wes Craven, allá donde esté, prepara nuevas historias incluso más terrorírificas.


"Wes, yo te voy a homenajear de la única forma que sé... Seguiré corriendo solo por el parking camino del coche en la oscuridad. Subiré a toda velocidad las escaleras sin mirar atrás. No me daré por vencido si todas las puertas están cerradas, lo seguiré intentando hasta que una se abra. Me esconderé en cualquier parte y me taparé la boca con fuerza para que mi aliento no me delate. Saltaré por la ventana de un primero si hace falta para seguir huyendo y si al final me pillan y muero en un garaje, en una pesadilla o en la casa de la hermandad que nunca tuve prometo salpicar las paredes e inundarlo todo, todo, todo de jarabe de maíz y colorante alimenticio"
(Abel Zamora, director, guionista y actor de Yernos que Aman, y protagonista de ¿A quién te llevarías a una isla desierta?)

Nos vemos en nuestras pesadillas, Wes Craven

*Dibujo de cabecera extraído del Twitter de JA Bayona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...