23 de octubre de 2014

Como me conquistó 'Doctor Who'


"El universo es muy grande y a veces, muy raras veces, 
las cosas imposibles suceden, a eso lo llamamos milagros"
[El Doctor]

Todo comenzó una noche de invierno previa a viajar a Londres. Un amigo me dijo "¿Te importa si veo un capítulo de Doctor Who?". Por supuesto que no me molestaba. Había escuchado hablar tanto de esta serie: por un lado que era casi eterna, y por otro porque entre mi círculo de amigos había varias personas que son verdaderos fans de esta serie-fenómeno-referencia inglesa.

No sabía que ese día había comenzado a meterme de lleno en un apasionante mundo lleno de un encanto que no llega de golpe. Te conquista lentamente, poco a poco y sin hacer ruido, hasta que sólo deseas ver el siguiente capítulo.


La mejor manera de hablar de esta serie es sobre algunos de sus puntos fuertes, titulados como otras populares series:


- House: No, Doctor Who no va de medicina, ni mucho menos el Doctor es un Doctor de los que vamos a consultar cuando estamos malos, pero comparte con House esa mezcla de misterio, secretos, y una ironía con la que juega en buena parte de las ocasiones, hasta en las situaciones más peliaguadas. En ocasiones es encantador y otras bastante odioso.

- Lost: Lo que nos gusta un salto temporal, un cambiar cosas en el pasado para modificar el futuro. Ese aspecto le apasiona a la serie. De alguna otra forma también nos sentimos perdidos cuando algunos actores ya han hecho su aparición en la serie, pero después regresan con otro personaje... o incluso un protagonista. La aparición de actores conocidos también es marca de la casa ¡hasta Kylie Minogue estuvo de protagonista en uno de los especiales navideños!


- V: Mutar es algo de la gracia de la serie... No sé si nació como idea original, o fue algo que se vieron obligados a crear a medida avanzaba la serie, pero el Doctor, cada cierto tiempo, tiene que regenerarse, eso implica un cambio de cuerpo y cara. O lo que es lo mismo, cambio de actor. Los acompañantes también lo hace pero de una forma más "lógica", pero siempre tiene uno, bueno, más bien una. A veces esa una viene con uno, y son dos. 

- Más allá del límite: Del limite de la imaginación. El mundo por el que viaja la TARDIS tiene tal libertad que los recursos que usa son ilimitados: a veces la acción sucede en Londres, o en algún otro lugar del Planeta Tierra. En ocasiones se van a lugares conocidos del espacio más cercano, pero en otras viaja a mundos inexplorados y llenos de criaturas fantásticas.


- The X Files: Mezcla algunos alienígenas, sucesos paranormales que van desde extrañas estatuas que parecen tener vida propia, hasta sombras que apresan de a las personas... pero esto es poco para la gran cantidad de capítulos que tiene la serie que en 2015 cumple 10 años de su etapa más moderna, y lleva más de 50 desde su inicio original.

- Pushing Daisies: La dulzura de algunas de sus reflexiones, las situaciones cómicas dentro del estado de surrealismo. La serie pasa de dramas a estados de sentido del humor a toda velocidad, y de vez en cuando nos deja interesantes reflexiones sobre el comportamiento humano.


Por todo ello diré que la serie merece y mucho la pena. Doctor Who es una mezcla que en las manos equivocadas sería un despropósito, pero los giros bien planteados y su continúa renovación de plantilla consigue que siga viva y coleando.

Para principiantes, como lo he sido yo, hay varios blogs donde hacen un recopilatorio de capítulos imprescindibles. Os dejo con el de El Antepenúltimo Mohicano donde nos dejan los diez mejores capítulos del nuevo Doctor Who

1 comentario:

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...