9 de septiembre de 2011

M83 | Bailando entre el cielo y la tierra


Tras un grande como es Saturdays = Youth (M83 Recording, 2008) queda poco para que se publique el nuevo disco de M83, el proyecto del músico francés Anthony Gonzalez. Nos ha hecho esperar tres años desde su anterior, a la par que exitoso álbum de estudio.



Hurry up, We're dreaming (M83 Recording, 2011) es un doble álbum con 22 canciones que está lleno de nuevas composiciones de este artista que llegan hasta lo más profundo del alma. Quizás sea por la forma en que las canciones van tomando forman, como se canta y como es capaz de compaginar todo dando una especie de ambiente especial.

Comienza con una estupenda Intro que nos sumerge en el universo al que ya estábamos habituados entre la música ambiente, de baile... como si fuera un camino en una especie de barca imaginaria que surca una noche en la ciudad de verano, dispuesto a que entremos de lleno en su mundo. Un mundo que parece estar en medio de algún lugar, escondido, deseando ser descubierto... cual película esta introducción -que es un temazo en si mismo- nos lleva hasta el resto de las canciones.

Hasta ahora el único tema conocido era Midnight City, que había adelantado el álbum. Lo regaló durante una buena temporada este verano, así que ya lo teníamos perfectamente estudiado. Un ritmo contagioso que durante los estribillos se acelera para poder bailar a un estilo cuasi de cámara lenta. Como si todo pasara con un efecto lento donde se observara cada paso de baile.


Se da paso a más velocidad en Reunion, donde la batería se acelera, dando un ritmo más dinámico, potente pero sin perder su estilo personal. Para ponerse más relajado en el paisaje instrumental que es Where the boats go, que continua en el tema Wait que a medida que avanza la canción va tomando más potencia con esa guitarra de base que le acompaña... un tema intenso y lleno de emoción, al que la melodía se va engrandeciendo en cada segundo que avanza con ese tono épico.

En Raconte-Moi una historie saca su lado más folk para contarnos una historia con la voz de un niño, cosa que ya sabemos que le gusta. Partiendo de la portada del disco con dos niños sobre una cama disfrazados. Lo que comienza folk acaba folk pero a su estilo con las voces tratadas fantasmagóricas entre el resto del sonido. Train to Pluton, exactamente podría ser la melodía que acompañara en un tren camino al ex- planeta. Una canción pasarela que va entre canciones, lo que toda la vida ha sido un interludio. Así llega a Claudia Lewis, donde parece que regresamos a los 80 y hasta por un momento creemos que Michael Jackson se puede llegar a cantar unas líneas. This bright flash, se acelera una vez más, como si quisiera competir con su batería en un grupo de rock pero siguiendo con sus sonidos "más allá de las nubes".

When will you come home vuelve a ser un interludio a lo Train to Plutón, que ambas además tienen una duración que ronda el 1:20, para llegar a Soon, my friend, que cerraría el primer CD de este doble álbum, por el que hemos pasado por numerosos estados de ánimo: comienza instrumental, para al poco tiempo comenzar a cantar como si fuera una despedida, repitiendo la palabra "Adiós" en español en varías ocasiones [Si no dice eso, fonéticamente lo parece]


En el segundo CD se abre con My tears are becoming a sea... que de nuevo suena a épico, a grandioso, compartido con una absoluta tristeza que refleja de su sonido. En New Map se ponen con un sonido pop rock pero a su propio estilo. OK Pal podría ser quizás uno de esos temas que cuando comienzan los primeros segundos no sabes por donde van a ir los tiros pero enseguida se encaja como un tema a lo habitual de M83. Another wave from you es un interludio, perfecto para la playa, por eso de las olas, como si estuviera a punto de llegar una gran ola que nos vaya a arrastrar con toda su potencia pero seamos incapaces de movernos para evitarla...
 
...Year one, one UFO, de nuevo se deja arrastrar por el aire folk y por la psicodelía que invade toda la canción. Fountains, es otro interludio que en este caso da un poco igual, para llegar a Steve Mc Queen, donde de nuevo nos damos de lleno con un tema muy reconocible del grupo. Echoes of mine y Klaus I love you, comienzan a sonar a despedida, Outro es la despedida final con un momento de explosión a la mitad de la canción

Concluyendo, de nuevo una serie de paisajes oníricos, evocadores, perfecto para los soñadores del siglo XXI. Quizás no aporte nada nuevo, pero quizás tampoco le haga falta. Este sonido tal cual es su encanto.


[El álbum doble se pone a la venta el 18 de octubre del 2011. Ya se están cerrando fechas por Europa en ciudades como París, Londres, Berlín o Amsterdam, pero de momento no hay ninguna en España]


Nota: Ahora cada vez que hago una especie de reseña de un disco, me acuerdo de Jose Luis Algar que cuando hablé de su maqueta dijo que no era ni una reseña ni crítica al uso, sino un escrito sobre la maqueta. Creo que tiene toda la razón del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...